Un rostro cuidado requiere unas cejas perfectas.

La belleza del rostro radica en los pequeños detalles. Tener unos labios con volumen, unas orejas simétricas o una nariz recta es tan importante como tener una piel cuidada. La perfección de algunos rasgos puede conseguirse con intervenciones de cirugía estética que conllevan el paso por el quirófano pero en otras ocasiones es suficiente con un sencillo tratamiento.

Este es el caso de las cejas. La micropigmentación de cejas puede ser suficiente para darles color de forma natural y hacerlas más visibles y atractivas pero también hay otros métodos para redefinirlas como el caso de sérum.

El uso de un sérum que combine ingredientes activadores y nutritivos se emplea para acondicionar y definir las cejas. La forma de aplicarlo es mediante un pincel sobre las zonas que se deseen mejorar. Debe aplicarse una vez al día, preferentemente por la noche, sobre las cejas limpias y secas (para mejorar la penetración).

Este es sólo un ejemplo de los muchos tratamientos existentes para modelar las cejas; otra opción es la de utilizar la depilación láser en esta zona siempre y cuando sea un profesional el que lleve a cabo el tratamiento y no sin antes estudiar la piel y las características del paciente.

Tratamientos sencillos como estos deben complementarse siempre con la hidratación y el cuidado del rostro; de nada sirve tener unos labios cuidados, una nariz perfecta o unos ojos sin arrugas si el rostro no acompaña. Aunque la hidratación diaria es importante en este sentido puede que esta no sea suficiente y deba complementarse con tratamientos profesionales para eliminar manchas de la piel o para alisar las arrugas; en este caso lo mejor es, por supuesto, ponerse en manos de profesionales.

  • Share/Save/Bookmark

Sobre las diferentes formas de eliminar las manchas en el rostro

El tratamiento de la micropigmentación puede aplicarse a zonas concretas del rostro como las cejas o los labios pero también puede servir para, en general, eliminar las manchas del rostro, lo cual es una forma de que la cara recupere su juventud.

Para que las manchas desaparezcan poco a poco hay una gran variedad de tratamientos al margen de la micropigmentación; uno de ellos es una solución exfoliante que actúa antes, durante y después de la formación de manchas. Su acción es rápida y tras llevarse a cabo el tratamiento hay un incremento de la luminosidad y disminuye de esta forma el tamaño de la hiperpigmentación y su coloración en tan solo dos meses.

Antes de este tratamiento es necesario que un profesional de la estética realice un estudio previo del paciente. Una vez que se compruebe que esta solución no repercute en ningún modo de manera negativa en la salud de la piel del paciente en concreto se puede comenzar el tratamiento.

En primer lugar se aplica la crema micro-exfoliante en cuello, rostro y escote presionando con una esponja sobre la piel y masajeando con suaves movimientos. Después de que haya actuado se retira el producto y el tratamiento se combina con aparatología específica para incrementar sus resultados.  Los últimos pasos del tratamiento serán la aplicación de una mascarilla y de una crema para eliminar manchas.

Los productos que pueden formar parte de este tratamiento son muchos y de diversas marcas. Un profesional de la estética es quien tiene que determinar el más adecuado según cada caso pero mientras que éstos estén avalados por profesionales de la cosmética cumplirán con su cometido exfoliante y despigmentante.

En caso de que con tratamientos como este no se logren los resultados obtenidos siempre se puede complementar con el método de la micropigmentación, también de la mano de profesionales.

  • Share/Save/Bookmark

Las cejas, las grandes olvidadas del rostro

Cuando se habla del cuidado de la piel normalmente se vienen a la cabeza términos como hidratación o suavidad; cuando el protagonista es el cuerpo, pérdida de peso o celulitis; si se habla de corregir problemas del rostro, en cambio, los tratamientos conocidos suelen ser un poco más concretos y servir para corregir la forma de la nariz o para aumentar los labios.

En cambio, ¿qué opción hay cuando se trata de las cejas? Esta zona del cuerpo quizás sea una de las más olvidadas por los tratamientos estéticos pero no por ello deja de ser una de las que más expresividad aporta al rostro. Una depilación adecuada es el método más utilizado para darles forma y corregir la expresividad de los ojos; sin embargo, cuando en las cejas se presentan problemas como la pérdida de pelo esto no es suficiente.

Hay personas que han perdido una gran cantidad de pelo de las cejas debido a un exceso de depilaciones o por haberse sometido a determinados tratamientos médicos. Este es un pelo difícil de recuperar y que, por lo general, no crece de nuevo por lo que la mejor opción en estos casos es llevar a cabo una micropigmentación de cejas.

Igual que el maquillaje permanente puede ser una solución para disimular las manchas de la piel o llevar siempre los labios con color también lo es para disimular la falta de vello en esta zona. Si se lleva a cabo por parte de un profesional el resultado será natural y más estético que el obtenido con el uso del maquillaje usual en esta zona.

En caso de que esta opción no se baraje también hay otras como el uso de un sérum con ingredientes activadores y nutridotes que actúen sobre esta zona. Las prostaglandinas, unos ácidos liposolubles presentes en el organismo, son los componentes más adecuados puesto que activan la regeneración celular y regulan los efectos de los estrógenos relacionados con el vello corporal. Con cualquier método avalado por un experto en estética el resultado será el de unas cejas más sanas, más tupidas y con un color más intenso.

  • Share/Save/Bookmark

Botox para que la mirada descanse y el rostro rejuvenezca

En la vida existen factores como el estrés o el envejecimiento que pueden notarse tan sólo mirando a los ojos de una persona. Esto quiere decir que la mirada también se cansa y es este aspecto cansado lo que, precisamente, puede hacer aparentar unos años de más. Para evitar este problema, al igual que existen tratamientos de micropigmentación de cejas, también hay métodos para rejuvenecer la mirada.

Una de las opciones es la inyección de botox en el tercio superior de la cara. Esta técnica de infiltraciones a base de toxina botulínica se realizan en el músculo orbicular de los párpados, el coarrugador de entrecejo y frente, y tiene como consecuencia resultados inmediatos obtenidos de forma rápida y sencilla.

El cometido del botox es relajar las contracciones de los músculos consiguiendo así suavizar las arrugas de expresión y rejuvenecer en general la mirada logrando un aspecto notablemente más joven. Esto se traduce en una semiparalización temporal de los músculos que suaviza los rasgos más duros de la cara.

Pese a su sencillez, el secreto de esta técnica está en su aplicación; conviene que quien la lleve a cabo sea muy preciso en los pinchazos puesto que de ello depende el éxito de sus resultados. Este es el motivo por el cual es de vital importancia que el tratamiento sea llevado a cabo por profesionales de la estética. La destreza y la experiencia son fundamentales en este punto, así como el conocimiento en profundidad de la mímica y los rasgos faciales.

Una vez que se ha llevado a cabo de manera eficaz, el resultado es una mirada relajada y joven de la que se han borrado las patas de gallo y de la que se ha suavizado el aspecto de tensión que provoca la contracción habitual del entrecejo. Todo ello marcada por la naturalidad y sin provocar cambios sustanciales en la expresión de la cara; ese es el verdadero logro.

  • Share/Save/Bookmark

Ya que las arrugas son inevitables, las mejores opciones son disimularlas y retrasarlas.

Los signos de la edad se notan en diferentes zonas del cuerpo y del rostro. La flacidez empieza a aparecer en torno a esos kilos de más en el abdomen o en los muslos y la cara ya no parece tener la misma expresión que hace unos años. Aunque este procedimiento es algo natural, eso no quiere decir que no existan tratamientos faciales para disminuir sus efectos.

Por ejemplo, la zona de los ojos es una de las que más se resiente; para escapar a las patas de gallo e hidratar la zona es necesario echar mano de la cosmética. Las líneas que se forman en el contorno de los ojos son finísimas arrugas consecuencia del fotoenvejecimiento que, en principio, se marcan sólo cuando se guiñan los ojos pero después permanecen incluso sin gesticular.

Para solucionar este problema la clave está en un contorno de ojos que una a la eficacia antiarrugas la capacidad de hidratar a fondo durante horas. Una opción es la de aquellos que incluyen aceite esencial de melisa de origen bio pero existen otras muchas; para decidirse por una lo mejor es consultar a un especialista en estética.

Después de los ojos, además, es necesario ocuparse de la hidratación del resto del rostro; la piel ha de mantenerse hidratada las 24 horas y especialmente cuando se sale a la calle es necesario proteger la piel de agentes externos como la contaminación o las temperaturas extremas. Por ese motivo antes del maquillaje siempre es imprescindible la aplicación de una crema hidratante que proteja la piel.

Del mismo modo, también por la noche y por las mañanas será necesario utilizar las cremas adecuadas para que el rostro se mantenga hidratado. De esta manera los tratamientos faciales para el rejuvenecimiento quizás sigan siendo necesarios pero dentro de mucho más tiempo.

  • Share/Save/Bookmark

Ojeras y bolsas; dos problemas con dos soluciones.

El cansancio, el exceso de alcohol y tabaco, la mala alimentación, la falta de sueño, el estrés o simplemente el paso del tiempo pueden hacer mella en el rostro de muchas maneras. Quizás una de las más frecuentes o, al menos, una de las más reconocidas es la de las ojeras o las bolsas.

En primer lugar hay que distinguir entre bolsas y ojeras. En el primero de los casos éstas pueden aparecer por predisposición genética, por retención de líquidos y por otros factores como la mala alimentación o la escasez de sueño. Las ojeras, por su parte, son resultado de un exceso de pigmentación en la zona inferior del ojo o de la debilidad de los vasos sanguíneos de la zona.

Tanto para un caso como para otro existen soluciones que pueden implicar o no el paso por quirófano en función de las necesidades de cada paciente. La blefaroplastia es una intervención quirúrgica con la que se extrae la grasa y el exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores corrigiendo con ello la caída de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores. Este técnica se realiza en quirófano con anestesia local y sedación pero a las pocas horas el paciente recibe el alta.

En cambio, si se quiere evitar este paso está la alternativa de combinar vitamina K con colágeno y ácido hialurónico inyectándolos en el rostro. Este tratamiento es muy eficaz para las ojeras ya que la vitamina K actúa sobre la melanina, responsable de la pigmentación. De la misma forma hay también algunos peelings que eliminan pigmentos. En cuanto a las bolsas inferiores, se rellenan con colágeno o ácido hialurónico; materiales que se infiltran en dos sesiones espaciadas por de 4 a 6 semanas.

Una vez se llevan a cabo tratamientos como estos, de lo único que hay que preocuparse es de que las ojeras o las bolsas no vuelvan a aparecer: una buena alimentación y un buen descanso es un buen comienzo para ello.

  • Share/Save/Bookmark

La mesoterapia; el alimento de la piel

Los inyectables faciales pueden cumplir diversas funciones; entre ellas está la de revitalizar el metabolismo celular, algo que se conoce también como mesoterapia. Este tratamiento consiste en inyectar en determinadas zonas del rostro materiales revitalizantes compuestos por aminoácidos, vitaminas, minerales o polinucleótidos entre otros.  Todas estas sustancias tienen propiedades que regeneran los tejidos y protegen las células de la piel alargando la vida de las mismas.

El efecto de la mesoterapia puede definirse como una forma de alimentar la piel ya que esta técnica aporta a la misma los nutrientes necesarios para que el rostro recupere la adecuada tasa de hidratación, la jugosidad, la vitalidad y la luminosidad.  Cada una de las sustancias inyectadas contribuirá de una manera a lograr estos objetivos.

Los aminoácidos son unidades básicas de las proteínas que conforman el colágeno y la elastina de la piel por lo que su función es facilitar la producción de proteínas, algo que se ralentiza con la edad.

Los minerales, por su parte, son elementos que influyen en multitud de reacciones celulares; los más habituales en mesoterapia son el silicio (que ayuda a reestructurar las fibras de colágeno y elastina), el selenio (que tiene un electo antioxidante y preserva la elasticidad cutánea y elimina las toxinas del tabaco o el alcohol) y el zinc (indispensable para que la vitamina A actúe como antioxidante y protector del ADN).

En cuanto las vitaminas, éstas estimulan y mantienen el metabolismo celular aportando diversos beneficios al mismo como la obtención de energía (vitamina B1), el mantenimiento de la piel (B2), la regulación del metabolismo de grasas, de hidratos de carbono y de proteínas (B3), la estimulación de la reproducción celular (B6) o el retraso del envejecimiento (vitaminas C,D y E).

Por último, los polinucleótidos son componentes básicos del ADN celular que juegan un papel básico en el metabolismo de las células actuando como estimulantes y mensajeros que ponen en marcha los mecanismos antienvejecimiento aumentando la producción de ácido hialurónico, colágeno o elastina.

Cada componente cumple una función en el rostro pero además de conocerlas todas lo más importante es que sean aplicados por profesionales ya que sólo así se garantizan los máximos resultados tanto en salud como en belleza facial.

  • Share/Save/Bookmark

Una piel agredida pide a gritos un tratamiento facial

A diario la piel se ve sometida a multitud de agresiones que van desde la contaminación y los rayos del sol que la afectan hasta el maquillaje que se utiliza sobre ella. Si a esto se añade el hecho de que a partir de los 30 años la piel inicia un proceso de envejecimiento visible la deshidratación cutánea se convierte en un problema que no se puede pasar por alto.

La unión de estos factores es la responsable de una piel apagada y de las primeras arrugas faciales. Para combatir esto existen multitud de cremas pero más importante que el empleo de las mismas será la correcta higiene facial. El uso de alfa-hidroxiácidos ayudan a deshacerse de la capa más envejecida de la epidermis y estimulan la nutrición de las capas más profundas de la piel. Los componentes como el ácido hialurónico, las vitaminas y los oligoelementos también son necesarios para que los procesos metabólicos que ocurren en nuestra piel se lleven a cabo de forma correcta.

El contorno de ojos, la boca y el mentón son partes del rostro que pueden perder su firmeza y presentar signos de cansancio; esto se soluciona con un tratamiento que ataja estos signos, al igual que las arrugas, desde el interior. En primer lugar se lleva a cabo la limpieza y la purificación de la piel; el desbloqueo energético y la tonificación cutánea. Esto se hace a través de la aplicación de fórmulas que contengan extractos vegetales, vitaminas, sales y aceites esenciales. Pese a que este tratamiento sea facial soluciones como esta se pueden aplicar en todo el cuerpo ya que la energía facial también depende del conjunto corporal.

El siguiente paso es estimular la hidratación y minimizar las imperfecciones con un ácido láctico aplicado sobre la superficie cutánea. El proceso se finaliza con la infiltración de activos que reparen la oxidación y estimulen la formación de colágeno y elastina y finalmente se sella el rostro con una máscara de crecimiento. El resultado de tratamientos faciales como este será el de una piel mucho más cuidada, siempre y cuando, eso sí, se lleven a cabo por personal especializado.

  • Share/Save/Bookmark

Tatuajes para equilibrar la piel y no sólo para embellecerla

El término de micropigmentación todavía puede resultar confuso pero esta técnica también se conoce por el nombre de tatuajes médicos puesto que sus efectos sobre la piel son similares a los de un tatuaje. En este caso, sin embargo, no se trata de embellecer el cuerpo con motivos añadidos sino de equilibrar de forma semipermanente determinados rasgos faciales tales como los labios, los párpados, las cejas o las ojeras.

Esto se lleva a cabo  a través del uso de pigmentos antialergénicos de uso médico, compuestos por óxido de hierro, en suspensión de alcohol y glicerol. Éstos no están reservados sólo a zonas del rostro; zonas corporales como el cuero cabelludo, las areolas mamarias, las cicatrices, las manchas o las quemaduras también pueden modificarse con esta técnica.

La aplicación se realiza mediante un emplante a nivel epidérmico, introduciendo los distintos tonos en el tejido dérmico con la ayuda de unas agujas muy finas conectadas a un dermógrafo encargado de provocar los movimientos de vaivén para depositarlos en la piel. La eficacia de sus resultados está probada pero éstos serán distintos en función de la zona en la que se aplique el proceso.

En el caso de las cicatrices producidas por otras intervenciones, como pueden ser el aumento de pechos o la reducción de los mismos, está técnica permite que el cerco blanco que queda alrededor de la areola desaparezca o pase desapercibido, dependiendo del caso. Cuando las cicatrices son generales los resultados satisfactorios que equilibran el tono de la piel con el de la marca se dan casi en la totalidad de los casos.

Este técnica también permite camuflar las zonas del cuero cabelludo en las que la alopecia sea incipiente sin llegar a ser una calvicie muy brusca. Las posibilidades de estos tatuajes médicos son, por tanto, infinitas; nadie mejor que un profesional para asesorar acerca de las mismas.

  • Share/Save/Bookmark

El maquillaje es algo bonito pero lleva tiempo; ¿por qué no ahorrarse algunos pasos?

El maquillaje puede ser para muchas mujeres incluso un arte; elegir el tono adecuado, los colores a juego con el vestuario, probar nuevas tendencias… definitivamente el maquillaje es todo un mundo pero también requiere tiempo. ¿Y si pudieran evitarse algunos de los pasos que hacen que el proceso de maquillaje ocupe un espacio considerable en la agenda de muchas mujeres?

Con técnicas como la micropigmentación o maquillaje permanente esto se puede hacer en zonas como por ejemplo las pestañas. El rimmel cada día es más importante en el maquillaje diario pero si no se tienen unas pestañas adecuadas resulta difícil dar volumen y realismo a la mirada.

La solución a este problema es la técnica de repoblación de pestañas. Este tratamiento estético consiste en simular, mediante efectos de pixelado y perlado, las pestañas superiores utilizando puntos de tres colores distintos: negro, marrón y un color contraste como el verde, el azul o el amarillo.

Aunque se trata de un tratamiento profesional éste sigue muchas de las líneas del maquillaje tradicional. La línea del contorno o el color negro en la base de las pestañas o el uso del color marrón para difuminar la línea anterior y alargarla son usuales en este tratamiento.

Sobre todo es utilizado en personas con pestañas pequeñas o en aquellas con problemas oncológicos. Como en el caso de tantos otros tratamientos faciales, lo fundamental antes de llevarlo a cabo es consultar con un profesional que determine lo conveniente o no de su uso. En el caso de que así sea, la pacienta ya puede olvidarse de un paso más del maquillaje y prestar más tiempo a la creatividad que pueda conllevar esta tarea.

  • Share/Save/Bookmark